Jiří Kylián y su Petite Mort

19:49 Esther Morales Hernández 0 Comments

Cuando se habla de ballet es fundamental tratar a la figura de Jiří Kylián. A día de hoy es uno de los principales exponentes de la escuela holandesa y todo un referente en la Historia de la danza más reciente.
Este coreógrafo checo establecido desde hace muchos años en los Países Bajos es famoso por sus innovadoras creaciones, algunas tan conocidas como Stamping Ground, Bella Figura, Falling Angels o, nuestra pieza del día, la Petite Mort.
Antes de fundar su propia compañía en 1992, Kylián trabajó como Director Artístico en el Netherlands Dans Theatre, para el que creó el ballet Petite Mort. Se estrenó en el Festival de Salzburgo de 1991 con motivo de la conmemoración del segundo centenario de la muerte de Mozart. A partir de este momento, la obra se fue integrando en el repertorio de importantes compañías como el American Ballet Theatre, el Ballet de la Ópera Nacional de París o la Compañía Nacional de Danza, cuyo antiguo director, Nacho Duato, bailó a las órdenes de Kylián durante bastantes años.
La coreografía de Petite Mort -la paráfrasis de orgasmo en francés- la llevan a cabo seis hombres, seis mujeres y seis floretes, los cuales funcionan como un elemento más de la danza, aunque están cargados de un gran simbolismo. Según cuenta la web de la CND, "La obra debería transmitir la idea de dos torsos antiguos, con sus cabezas y miembros amputados,  evidencia de una mutilación intencionada que no obstante es incapaz de destruir su belleza, reflejando así el poder espiritual de su creador". Por medio de dos de los más populares conciertos de Mozart, Kylián pretende reflejar conceptos tan distintos como son la sexualidad, la insensatez o la vulnerabilidad.
La obra íntegra la pueden visionar a través de los siguientes vídeos. Espero que la disfruten.


0 comentarios :